Se entregarán más de 60 mil kits de uniformes a estudiantes fiscales

Este lunes 2 de diciembre en la Subsecretaría de Educación de Guayaquil, se realizó la firma y entrega del contrato a los 198 artesanos que ganaron la convocatoria pública de la Feria Inclusiva “Hilando el Desarrollo”, para la confección de uniformes escolares para instituciones educativas fiscales.

Los kits serán entregados a 60.884 niños y niñas de Educación Inicial y General Básica de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) para el período lectivo 2014-2015. Este emprendimiento representó para el MinEduc una inversión de $1’632.184.

“Artesanos y artesanas, esperamos que este trabajo conjunto sea bueno y de calidad, piensen que hay un niño que va a la escuela con cada una de las prendas que ustedes elaboran, pero sobre todo a cumplir con la comunidad, con un trabajo a tiempo y de calidad”, indicó María Dolores Cedeño, Subsecretaria de Educación del Distrito de Guayaquil, quien junto a Antonio Santelli, Director de Administración Escolar, hicieron la entrega de los contratos.

Betty Betancourt, de 65 años, artesana contratada que participa por cuarto año consecutivo, y que con este contrato se encargará de elaborar 219 kits, aseguró: “me siento feliz y agradecida con la enorme satisfacción de poder servir, pero sobre todo porque es motivador ser parte de este gran trabajo”.

Estos kits contienen: camiseta tipo polo, camiseta cuello redondo, pantalón de gabardina, falda de gabardina y calentador (buzo y pantalón). Los artesanos tienen un plazo de entrega de la totalidad de la producción asignada de 55 días, a partir de la fecha de la firma del contrato.

El Programa de Feria Inclusiva “Hilando el Desarrollo”, que lleva adelante el MinEduc y el MIES a través del Instituto de Economía Popular y Solidaria ,desde el 2007, permite la entrega gratuita de uniformes escolares para eliminar las barreras de acceso a la educación, contribuyendo a la universalización de la Educación Inicial y General Básica. Además, dinamiza la economía nacional y local, ya que pequeños artesanos e incluso personas privadas de su libertad contribuyen en la elaboración de estos uniformes.