Protocolos de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos

Comparte esta publicación:

Tweet Compartir Imprimir Mail

 

Protocolos de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos en el sector educativo a nivel nacional.

Los protocolos de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos en el sector educativo a nivel nacional, son construidos con el fin salvaguardar la integridad física y psicológica de los actores del sector educativo, así como de las personas externas que se encuentran en las instalaciones de la infraestructura educativa ante un evento peligroso, inminente o de riesgo potencial de índole antrópico; dando cumplimiento a la normativa y políticas vigente.

Este documento está dirigido a todas las instituciones educativas que se encuentran ubicadas a nivel nacional.

El Ministerio de Educación a través de la Dirección Nacional de Gestión de Riesgos coordina intra e inter institucional la seguridad integral y protección de los actores del sector educativo mediante el siguiente marco institucional:

  • Constitución de la República;
  • Ley de Seguridad Pública del Estado;
  • Ley Orgánica de Movilidad Humana;
  • Ley Orgánica de Educación Intercultural LOEI;
  • Ley Orgánica de movilidad Humana (LOMH)
  • Reglamento general a la Ley orgánica de Educación Intercultural RLOEI;
  • Código de la niñez y la adolescencia;
  • Plan Nacional para el buen vivir.

El protocolo de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos en el sector educativo a nivel nacional es de carácter “OBLIGATORIO E INJUSTIFICABLE” para las Autoridades de las Instituciones Educativas que se ven amenazadas en su estructura o entorno por artefactos explosivos.

Para que el protocolo de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos en el sector educativo a nivel nacional sea efectivo por los actores del sector educativo, se debe previamente cumplir con la fase de preparación, la misma que será dirigida por las Direcciones Distritales con el acompañamiento de las Coordinaciones Zonales, Subsecretaría de Educación del Distrito Metropolitano de Quito, Subsecretaría del Distrito de Guayaquil y de Planta Central a través de la Dirección Nacional de Gestión de Riesgos, en un trabajo interinstitucional articulado con la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, Fuerzas Armadas, entre otros. Así mismo, durante esta fase, los GAD´s adoptarán las medidas necesarias en el marco de sus competencias.

El protocolo de respuesta ante la presencia de artefactos explosivos en el sector educativo a nivel nacional, se comienza a incorporar en los Planes de Reducción de Riesgos, a partir de los eventos suscitados en la Provincia de Esmeraldas en el mes de enero de 2018.