Gestión de riesgos

Comparte esta publicación:

Tweet Compartir Imprimir Mail

 

En septiembre de 2010, el Ministerio de Educación (MINEDUC) asumió el reto constitucional de diseñar e implementar una política pública orientada a reducir los riesgos de la comunidad educativa frente a amenazas de origen natural.

La iniciativa tiene como antecedentes la experiencia previa del MINEDUC en materia de riesgos y los esfuerzos realizados desde el año 2009, en coordinación con la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) para incorporar, en el sector educativo, la gestión de riesgos.

De lo antes descrito, en el año 2011, el MINEDUC realizó una priorización de los procesos que en cuanto a su responsabilidad de la seguridad escolar dentro de los establecimientos educativos, toma la iniciativa de generar un proyecto de inversión pública cuya fundamentación técnica se realizó a través de consultorías financiadas por Plan Internacional y el Fondo para las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF-Ecuador), que generaron los productos necesarios para construir la Política Pública de Reducción de Riesgos del MINEDUC y de su Dirección Nacional de Gestión de Riesgos (DNGR).

En el año 2012 se incorpora la Dirección Nacional de Gestión de Riesgos en el Estatuto Orgánico de Gestión Organizacional por Procesos del Ministerio de Educación, bajo el cargo de la Subsecretaría de Administración Escolar; que tiene como misión es planificar y asegurar la implementación de las estrategias para la reducción de riesgos de la comunidad educativa frente a eventos adversos de origen natural, antrópico y socio tecnológico; construir capacidades para conocer las amenazas, identificar las vulnerabilidades, determinar el riesgo; prepararse para enfrentar emergencias y desastres y para la recuperación pos desastre, asegurando la continuidad de los procesos educativos, contribuyendo a la creación y fortalecimiento de una cultura de gestión para la reducción de riesgos y resiliencia, en el ámbito y responsabilidad del MINEDUC, con la participación de los actores educativos.

Actualmente el Sistema Educativo cuenta con un Plan Nacional para la Reducción de Riesgos de Desastres en Educación (Política Pública 2018 – 2030) cuya visión es:

“Al 2030, el sistema educativo habrá fortalecido la resiliencia de la comunidad educativa a través de lineamientos y estrategias que orientan las fases de generación de conocimiento, prevención de riesgos, preparación para la respuesta, rehabilitación y reconstrucción, asegurando el derecho a la educación y protección  de los niños, niñas y adolescentes en situaciones de emergencias y desastres”.

Objetivos

  • Garantizar un ambiente de aprendizaje seguro frente a los desastres para contribuir con el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes.
  • Desarrollar una comunidad educativa resiliente con capacidades, destrezas, hábitos, actitudes y comportamientos de reducción de riesgos.
  • Fortalecer la preparación para la respuesta de la comunidad educativa ante emergencias y desastres.
  • Garantizar el derecho a la educación y a un ambiente seguro de aprendizaje post desastre.

Los objetivos planteados se encuentran en concordancia con lo establecido en los ODS, el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgos de Desastres 2015 – 2030, el Plan Nacional de Desarrollo Toda Una Vida y el Plan Sectorial de Educación  2017 – 2002.