Ministro de Educación y glorias del deporte compartieron partido de fútbol con la selección del colegio Mejía

A las 07:00 de hoy estudiantes de la selección de fútbol del colegio Mejía, ex glorias del deporte y el ministro de Educación, Augusto Espinosa se dieron cita para compartir una mañana deportiva con el objetivo de incentivar en los jóvenes el deporte.

Las barras conformadas por estudiantes, docentes y padres de familia de los estudiantes del Mejía alentaban sin cesar y coreaban canciones para animar a su equipo.

El primer tiempo el marcador terminó con un empate de dos a dos con jugadas importantes de lado y lado, el primer gol lo marcó un estudiante del colegio Mejía de tiro penal, los deportistas salieron a su descanso a planear la estrategia para en el segundo tiempo desempatar el marcador.

En su receso el ministro Espinosa en una entrevista concedida a Teleamazonas señaló que estas actividades deportivas se las viene desarrollando desde hace un mes atrás en distintas provincias del país, con el único objetivo de incentivar el deporte en los jóvenes y a la vez compartir con la comunidad educativa momentos de sana diversión. Así también aprovechó para indicar que desde el próximo año en las instituciones educativas se tendrá una hora diaria de actividad física, para lo cual se tiene previsto adecuar la infraestructura deportiva para que los estudiantes puedan realizar deportes.

Arrancó el segundo tiempo y las barras cada vez alentaban con más furor a sus equipos, y por la llegada del ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, quien saludó a la audiencia y fue parte por un momento de las barras, ya que con la emoción del partido y por pedido de sus seguidores decidió ser el portero del equipo del ministro Espinosa, pidió un par de guantes y se dispuso a tapar.

Transcurría el segundo tiempo y vino el gol del desempate por parte del colegio Mejía, el partido estuvo lleno de expectativas de principio a fin, las jugadas hacían vibrar a las barras con cada toque de pelota, el marcador final fue 7 para el colegio Mejía y 5 para el equipo del ministro de Educación y las ex glorias del deporte.

Los espectadores se fueron con la satisfacción de haber compartido momentos con jugadores que en su época hicieron vibrar estadios llenos y por haber visto tapar a las manos del Ecuador.