Ministro de Educación reitera que la edad para ingresar a 1°. grado de EGB es de 5 años

Sin_foto12

El Ministro de Educación, Augusto Espinosa, mantuvo un diálogo con padres, madres y representantes de los niños y niñas que no tienen la edad reglamentaria, 5 años cumplidos al 1 de septiembre de 2013, para acceder al 1°. grado de Educación General Básica (EGB), como lo dispone el Artículo 153 del Reglamento a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

Luego de aclarar que el Ministerio de Educación (MinEduc) garantiza el buen desarrollo de los niños y niñas, la Autoridad de Educación expuso los argumentos pedagógicos por lo que no es recomendable inscribir a un niño en edad temprana, ya que la potenciación y el crecimiento personal no serán óptimos, e informó sobre las medidas planificadas para compensar la transición:

  • Fortalecer programas de Educación Inicial para los niños que provienen de este nivel y así otorgar un año de aporte sustancial a su desarrollo.
  • Fomentar una corresponsabilidad entre el sistema educativo y la familia para desarrollar talleres de capacitación a fin de que los padres, además del afecto, brinden apoyo pedagógico a sus hijos.
  • Mejorar la oferta de Educación Inicial en toda su estructura a través de un nuevo currículo que genere aportes a los niños y permita su preparación en una segunda etapa de aprendizaje.

El Ministro Espinosa aclaró que “un niño que entra a EGB sin el suficiente nivel de madurez, en la práctica pierde 13 años de su vida” e hizo un llamado a los padres y madres a garantizar el desarrollo integral de sus hijos, priorizando las necesidades pedagógicas durante su vida estudiantil.

El Ministro de Educación manifestó que con este conversatorio se inaugura un espacio de diálogo directo entre los actores involucrados en el proceso educativo. El acto se desarrolló en el auditorio del Ministerio de Educación (MinEduc), el sábado 15 de junio de 2013, desde las 8:00 y tuvo una duración aproximada de dos horas que finalizó con el completo acuerdo de los padres de familia y las autoridades educativas.