Ministerio de Educación realiza aclaraciones sobre el proceso de jubilación

Sin_foto12

El anuncio que esta cartera de Estado realizó el día viernes 25 de enero sobre la inscripción a las jubilaciones voluntarias para 2013, a través de su página web (www.educacion.gob.ec), ha sido utilizado políticamente para provocar malestar e incertidumbre en los docentes que aspiran a jubilarse. Concretamente, ciertos actores políticos interesados han hecho las siguientes declaraciones incorrectas:

  • Que 8.664 maestros no podrán inscribirse a la página web para jubilarse ya que solo estamos tomando en cuenta a los docentes que comprenden las edades entre 65 a 69 años.
  • Que desde 2011 hay alrededor de 1.200 maestros esperando poder jubilarse.
  • Que la apertura del acceso para inscripción en la página web se debió exclusivamente a las manifestaciones del viernes 25 de enero.

Frente a ellas, el Ministerio de Educación debe aclarar y puntualizar lo siguiente:

  1. Recordemos que fue el presidente Rafael Correa quien, mediante Decreto Ejecutivo Nº 1127 del 5 de junio de 2008, reformó el antiguo Reglamento General a la Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio Nacional y propuso un incremento del incentivo económico a la jubilación de docentes, el cual pasó de USD 750 (en 2005) a un rango entre USD 12.000 y USD 24.000, lo cual expresa un alza histórica sin precedentes que buscó darles una jubilación digna a los docentes.
  2. Este incentivo económico se ha mantenido vigente y se ha incrementado gracias al compromiso del Gobierno de la Revolución Ciudadana con los maestros. Hoy alcanza un máximo de aproximadamente USD 40.000. La cantidad de personas beneficiadas por el incentivo ha dependido de las obligaciones establecidas en la Ley y de la disponibilidad de recursos económicos con los que cuenta el Estado.
  3. La entrega de incentivos ha sido permanente desde 2007, y no ha fallado un solo año, como se observa en el siguiente cuadro:
    Años No. de funcionarios que recibieron el incentivo Monto total pagado
    2008 1.291 $ 19.761.600,00
    2009 4.497 $ 57.642.400,00
    2010 1.963 $ 23.687.600,00
    2011 1.422 $ 52.981.720,00
    2012 3.039 $ 128.122.534,27
    TOTAL 12.212 $ 282.195.854,27

    El programa de incentivo a las jubilaciones alcanzó una cifra récord en 2012. Este año se ha planificado atender a una cantidad igual de docentes.

  4. Hasta diciembre de 2012 se receptaron solicitudes de jubilación para la entrega de estímulos en 2013. Para llevar una mejor organización en este proceso, se establecieron rangos de edad para la inscripción en el sistema, rangos que en ningún caso significan una exclusión de aquellos docentes que deseen optar por la jubilación voluntaria. La atención de las solicitudes será priorizada en este orden: a) para docentes con enfermedades catastróficas; b) para docentes de 70 o más años de edad, y c) para docentes de 60 años o más que desean acogerse a la jubilación voluntariamente. Cabe resaltar que siempre se ha explicado a los docentes que optaron por inscribirse en el proceso de jubilación voluntaria, que sus solicitudes serían atendidas en orden de prioridad, según la disponibilidad presupuestaria.La entrega de los incentivos para la jubilación a los docentes que padecen enfermedades catastróficas se realizará en el transcurso de esta y la próxima semana. A partir del mes de marzo se atenderá a aquellos docentes que deben jubilarse de manera obligatoria. Posteriormente se procederá con aquellos que se acojan a la jubilación voluntaria, atendiendo primero a los de edad más avanzada.
  5. Los procesos de jubilación se planifican y realizan conjuntamente con otras instancias gubernamentales involucradas: Ministerio de Relaciones Laborales, Secretaría Nacional de Administración Pública, Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, Ministerio de Finanzas, entre otras.
  6. En resumen, es falso que el Ministerio de Educación planee excluir a algunos docentes de su derecho a la jubilación. Estas declaraciones realizadas por ciertos actores políticos tienen como único propósito crear incertidumbre e inestabilidad en los maestros que laboran en el magisterio ecuatoriano y medrar de sus angustias.