Ministerio de Educación optimiza la estructura del sistema educativo

Quito, 31 de octubre de 2017 

“Vamos a regular el proceso de encargo de autoridades educativas bajo los principios de calidad educativa, derecho de nuestros estudiantes y dignidad de los maestros”, con estas palabras Fander Falconí, ministro de Educación, anunció la inmediata regularización del encargo de autoridades educativas que se encuentran en funciones y que deben cumplir los requisitos, según la norma establecida. El Ministerio de Educación, responsable de asegurar la calidad de la educación, proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes, garantizar la estabilidad laboral de los docentes, trabaja en un proceso de revisión y evaluación de las actividades de las autoridades encargadas.

De acuerdo al Artículo 108 de la Ley Orgánica de Educación Intercultural, en concordancia con el artículo 306 del reglamento del mismo cuerpo legal, se deben llenar las vacantes definitivas de los cargos directivos de los establecimientos educacionales, cuando estas sean resultado de remoción, destitución, jubilación, renuncia voluntaria o fallecimiento.

De las 5.936 autoridades encargadas (rector, vicerrector, inspector general y sub inspector), 4.174 no cumplen todos los requisitos, es decir el 70 %. Un desglose de los datos por zonas se puede observar en el Anexo 1 adjunto.

Ante esta situación, el Ministerio de Educación regularizará los encargos de autoridades, evaluando perfiles y requisitos en estricto cumplimiento de las normas establecidas.

Para titularizar los cargos directivos de los establecimientos educativos, se iniciarán los concursos Quiero ser directivo, que tienen dos etapas. Primera, elegibilidad: aprobar la evaluación psicométrica y de conocimientos específicos. Una segunda etapa de méritos y oposición: experiencia, formación académica, capacitación, experiencia específica, y la elaboración y defensa de un proyecto de gestión educativa.

El ministro Falconí, manifestó que “la educación de nuestra niñez y juventud merece lo mejor de nuestros esfuerzos, en la familia y en la comunidad ecuatoriana, por tanto los docentes deben ser la garantía ética, académica y profesional frente al desafío de la educación en la sociedad contemporánea”.

El Ministerio de Educación cumple el proceso de optimización de la estructura del sistema educativo bajo el cabal reconocimiento de la noble misión de los verdaderos maestros, formadores en conocimientos y valores de la niñez y la juventud. Esto obliga a una irrestricta defensa de su condición profesional y de trabajo bajo un criterio de transparente meritocracia.

Falconí hizo un llamado a la comunidad educativa: –madres y padres de familia, docentes y estudiantes–, a ser protagonistas de este proceso de ejercicio de derechos que confirme la confianza en la acción rectora de la institución y en todas y cada una de las entidades educacionales del país. ​

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *