Listo el Modelo Curricular Unificado para los profesores de inglés en Ecuador

portada

La propuesta final del Modelo Curricular Unificado para Formación de Profesores de Inglés en Ecuador se presentó, el pasado viernes, 30 de enero.

El proceso del diseño de la malla curricular se inició en 2009 en el Ministerio de Educación (MinEduc), en respuesta a la necesidad del país de contar con docentes calificados para la enseñanza del idioma inglés y en el contexto del Proyecto de Inglés.

En este sentido la Embajada de Estados Unidos financió la contratación de una consultoría de la Dra. Nathalie Khulman, experta internacional en temas de evaluación de programas de inglés y representante de Teachers of English to Speakers of Other Languages “TESOL. Con el acompañamiento del Senescyt, CEAASES y CES, trabajaron en el proyecto “Modelo curricular unificado para formación de profesores de inglés en Ecuador.

La propuesta final se presentó a las autoridades de las universidades participantes para que puedan entender el trabajo que se ha desarrollado. Acompañaron a lo largo de este proceso las autoridades del MinEduc que tenían a cargo el Proyecto de Inglés. El periodo de vigencia del proyecto de inglés culminó, y la Subsecretaría de Desarrollo Profesional asumió lo referente a desarrollo profesional y la de Fundamentos Educativos el componente curricular de inglés. Paralelamente, el Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano, (MCCTH), asumió la competencia sobre las mallas curriculares de La Universidad Nacional de Educación (UNAE), por lo que la participación en este proceso del MinEduc se redujo, hasta el día de hoy.

El acto se desarrolló en el auditorio Franklin Ramírez Pazmiño, del MinEduc. En su intervención, Heide Fulton, Ministra Consejera Subrogante-Embajada de EEUU, rememoró de que consientes de la necesidad de realizar una propuesta que pueda en el mediano y largo plazo solucionar  la falta de profesionales en la enseñanza de inglés, decidieron juntarse las distintas autoridades de educación para discutir soluciones. Fue así que llegaron a la conclusión de que debían elevar la calidad del profesional que estaban graduando. “Para la Embajada de EEUU ha sido grato haber tenido la oportunidad y desarrollar la propuesta. Este sin duda ha sido un gran proyecto que ha convocado a todos para encontrar una solución a un problema que nos afecta por igual”, expresó.

Sebastián Jarrín, delegado de la Senescyt felicitó la iniciativa del proyecto. Para él “los idiomas son una llave para el conocimiento no solo nos permiten encontrarnos y comunicarnos con otros sino también modificar nuestra manera de pensar. En ese sentido generar un proyecto sólido y consistente y que genere calidad en la formación de los profesores de inglés es fundamental para el país”.

Tras agradecer el apoyo de la Embajada de EEUU anticipó que experiencias como estas se van a multiplicar, pues se empezará a trabajar con otros idiomas.

Por su parte, el viceministro de Educación, Freddy Peñafiel, se mostró complacido por la finalización del proyecto que tuvo sus antecedentes en 2009, cuando desde el MinEduc se empezó a revisar qué pasaba con la formación del inglés en el Ecuador.

En su discurso, rememoró que en la malla curricular del Bachillerato el inglés apareció desde hace más de 20 años, con la cual se creía que los estudiantes eran medianamente bilingües. Sin embargo, la realidad era distinta, por lo que los currículos de inglés debían ser revisados así como la formación de los profesores.

En este sentido recordó que se cerraron muchas universidades que ofertaban carrera de pedagogía, algunas de ellas de inglés, Con la idea de terminar con esos engaños, se hizo una evaluación a los profesores de inglés y se implementó un proceso de capacitación que aún está en marcha.

Sin embargo, el problema estaba también en qué pasaba en las universidades. Se necesitaba garantizar que los nuevos prospectos de docentes tengan una formación sólida y consistente y que permita empezar a dar el gran cambio de enseñanza de inglés en el país. Para eso en el MinEduc se aceptó este reto. En primer lugar el de definir estándares nacionales que permitan saber hacia dónde vamos, qué van a saber nuestros niños, hasta dónde deben saber inglés.

Esto llevó al siguiente paso. Se firmó un acuerdo ministerial  que determinó que desde el 2016, el inglés va a ser obligatorio de manera paulatina desde el segundo año de educación inicial. “Estamos en el proceso de ir implementando cada año, en todas las instituciones públicas privadas, fiscomisionales”. Con esto el nuevo reto era contar de más docentes de calidad. Por lo que el siguiente paso fue trabajar en la propuesta de un modelo curricular único para el Ecuador, que lo culminó la Embajada de Estados Unidos.

“Tenemos la certeza de que los nuevos profes van a estar en la capacidad suficiente de enseñar asignaturas en inglés y así convertirnos en una sociedad que pueda entender al mundo”.

El Modelo Curricular Unificado para Formación de Profesores de Inglés en Ecuador deberá ser aprobado por las autoridades de educación superior competentes.