La educación no se detiene por las enfermedades.

Quito, 6 de Julio de 2017

Con el programa de Aulas Hospitalarias se logra dar continuidad a los estudios de los menores en situación de enfermedad y hospitalización.

Brayan Martínez estaba visitando a unos familiares cuando en medio de un partido de fútbol con sus primos sufrió una caída. Al regresar a casa el dolor en su brazo derecho no paraba por lo que sus padres lo llevaron a una revisión en el Hospital Pablo Arturo Suárez y se detectó una fractura, por lo que necesitaba ser hospitalizado.

Él ingresó a tratamiento con la pena de no poder asistir los últimos días de clase, pero se encontró con la novedad de que en el Hospital se inauguró el programa de Aulas Hospitalarias en mayo de este año, con lo que la oportunidad de aprender no se limitó por su enfermedad.

Este programa tiene como objetivo garantizar el acceso, permanencia y aprendizaje de los niños y adolescentes en situación de enfermedad, hospitalización, tratamiento y/o reposo médico domiciliario (prolongado).

Para ello se adecúan espacios en los hospitales donde los menores reciben la guía de docentes y profesionales de las Unidades de Apoyo a la Inclusión (UDAI) para continuar con el aprendizaje durante su permanencia en los centros de salud.

Entre enero de 2016 y junio de 2017, se contabilizaron 12.945 niños, niñas y adolescentes beneficiarios del programa. Bryan recibió la visita del Ministro de Educación, Fander Falconí, y la Ministra de Salud, Verónica Espinosa, el jueves 6 de julio, quienes compartieron con él un momento, dialogando sobre su experiencia en el programa.

En la conversación se descubrió que Bryan y el ministro Falconí comparten el gusto por las matemáticas, mientras que el pequeño coincidió con la ministra Espinosa en el hecho de haber sufrido una fractura.

Las autoridades también visitaron a Abraham Cuichan, de cinco años, quien por padecer una enfermedad con episodios febriles no puede trasladarse al Aula Hospitalaria, pero sí aprovecha del Aula Móvil con la que la docente a cargo acerca al pequeño el material necesario para avanzar en el proceso de aprendizaje inicial. Josselyn Muñoz, madre de Abraham, comentó que tener este apoyo educativo es muy importante para su niño, ya que él es muy activo y extraña su centro de estudios.

Actualmente, hay 45 centros médicos del país que son parte del programa, que está direccionado a los hospitales de 2do y 3er nivel de la Red de Salud Pública (MSP, IESS, ISSPOL, ISSFA) y a los de red complementaria (privada), y Centros Especializados de Tratamiento en consumo de alcohol y otras drogas (CETAD) (adolescentes).

Recorrido Aulas Hospitalarias. Hospital Pablo Arturo Suárez