La construcción del plan para alcanzar un mejor sistema educativo continúa en Ambato

Porque “la vanguardia revolucionaria en la era del conocimiento la conforman los maestros”, señaló el ministro de Educación, Augusto Espinosa, e invitó a los docentes de todo el Ecuador a participar activamente en la construcción del Plan Decenal de Educación 2016-2025.

En esta ocasión la convocatoria la hizo desde el Teatro Lalama de la ciudad de Ambato, frente a los 950 docentes de la Zona 3 que concurrieron para aprender la metodología de desarrollo de talleres participativos e incluyentes con los distintos actores de la comunidad. La finalidad del encuentro fue brindar las herramientas para  vincular a estudiantes, docentes, directivos y padres de familia en la construcción del Plan Decenal de Educación 2016-20125, desde las instituciones educativas a nivel nacional.

“Los ecuatorianos estamos de acuerdo en que la única forma de alcanzar la patria soñada es a través de la educación”, destacó Espinosa durante su discurso con el cual inauguró el evento. Además de indicar que “sólo con la inversión en educación y talento humano lograremos un país más justo y equitativo”.

También se refirió a las acciones emprendidas por esta cartera de Estado para lograr la revalorización de la carrera docente, tales como los programas de maestrías y capacitación, las mejoras en el escalafón y los cambios en la jornada laboral. Asimismo, habló de las jubilaciones voluntarias a las que podrán acceder los docentes después de la finalización del primer quimestre del régimen Sierra y Amazonía. “Aunque hemos dado grandes pasos, aún nos queda mucho por hacer”, acotó la máxima autoridad educativa.

A este encuentro asistió Wilmer Santacruz, coordinador Nacional de la Red de Maestros por la Revolución Educativa, quien se refirió al Plan Decenal de Educación como una oportunidad para ser protagonistas propositivos en la elaboración de políticas públicas. “Analicemos desde nuestras escuelas cuáles son las problemáticas y posibles soluciones para lograr un mejor sistema educativo”.

Al concluir el evento, los docentes junto al ministro lanzaron al aire aviones de papel donde escribieron sus deseos y anhelos para conseguir un país justo y equitativo a través de una educación de calidad.