Guayaquil cuenta con nueva Unidad Educativa Especializada para la atención de niños y jóvenes con discapacidad

“La justicia social, la paz y la libertad se cimientan en una educación pública de calidad”, fueron las palabras del presidente de la República, Rafael Correa, durante la inauguración de la Unidad Educativa Especializada Manuela Espejo de la ciudad de Guayaquil, este 23 de junio.

La Unidad Educativa Especializada Manuela Espejo forma parte del complejo educativo que desarrolla el Ministerio de Educación en el colegio Vicente Rocafuerte. Por lo que previo al evento, el presidente Correa junto con el ministro de Educación, Augusto Espinosa, recorrió las instalaciones del Vicente Rocafuerte para constar el avance de la remodelación integral de este establecimiento emblemático.

La obra, que beneficiará a más de 4.500 estudiantes, inició en octubre del 2014 y al momento se encuentra en la fase final. La inversión total es de 14 millones de dólares aproximadamente.

La Unidad Educativa Manuela Espejo, por su parte, atenderá a 340 estudiantes con discapacidad intelectual, multidiscapacidad y autismo. Cuenta con una planta de 42 profesionales entre docentes, psicólogos educativos y clínicos; terapistas físicos, de lenguaje y ocupacionales.  “La única manera de igualar oportunidades es garantizar que todos los ecuatorianos tengan acceso a una educación de calidad”, destacó Espinosa.

Por su parte, el presidente Correa manifestó que antes de la Revolución Ciudadana, las personas con discapacidad eran invisibilizadas y en consecuencia no recibían ninguna atención. A través de distintas iniciativas del Gobierno Nacional, esta realidad dio un giro. “Ahora somos uno de los países que mejores tasas de empleo tiene para personas con discapacidad, estamos fortaleciendo la educación especializada y la educación inclusiva con modelos exitosos, y seguimos comprometidos en saldar la deuda histórica con esta población”.

El primer mandatario también anunció que la meta al 2017 es universalizar el acceso a la educación de todos los niños y jóvenes con discapacidad.

Con miras a alcanzar esta meta el Ministerio de Educación (MinEduc) emprende diversas acciones. Al momento dispone de 140 Unidades Distritales de Apoyo a la Inclusión, 1.216 docentes fiscales y 98 establecimientos públicos de Educación Especializada. Según indicó Espinosa, en una primera fase se trabajará por tener una institución especializada a nivel nacional.

Por medio de la Educación Especializada e Inclusiva, el MinEduc genera mayores oportunidades orientadas a una inclusión educativa, familiar, social y laboral; y promueve el desarrollo integral de las personas con discapacidad para que alcancen una mejor calidad de vida.

“Mientras un niño con discapacidad sea marginado del sistema educativo nuestro espíritu no estará tranquilo”, acotó Espinosa.



.