Estudiantes rinden homenaje a Cuenca y recuerdan su música tradicional

destacdo

Pasillo, albazo, san juanito, vals, danzante, cachullapi, aire típico y tonada bailaron 900 estudiantes, a lo largo de la calle Bolívar, para rendir homenaje a Cuenca en sus 195 años de Independencia.

El desfile inició al son de la banda de pueblo de la Unidad Educativa Paccha. 42 niños alegraron a los miles de ciudadanos que se dieron cita a presenciar el espectáculo. Seguidos del saludo de las autoridades, precedidas por Rosana Alvarado, vicepresidenta de la Asamblea; Betty Tola, ministra del MIES; y, la coordinadora de Educación Zonal 6, María Eugenia Verdugo.

La gallardía de los estandartes y portaestandartes de los colegios participantes dio paso a la representación de la gesta libertaria del colegio Benigno Malo; la magnífica obra teatral permitió conocer más de la historia independentista.

La música nacional sonó con un popurrí de ritmos de la banda de paz de la Escuela Alfonso Carrión. Detrás, la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero llena de elegancia y sincronía recordaron el pasillo “Fatalidad” y “Que nadie sepa de mi sufrir”.

Durante dos horas los cuencanos disfrutaron de vistosas coreografías con el danzante de la UE. Dolores J. Torres;  a orillas del Tomebamba de la UE. La Inmaculada; linda guambrita del Colegio Herlinda Toral;  ángel de luz del Colegio Garaicoa; canelazo y frutita del colegio Manuel J. Calle; avecilla de la UE. María Auxliadora; ojos azules de la UE. Técnico Salesiano; y, Chola Cuencana del Conservatorio José María Rodríguez.

Los estudiantes se prepararon desde hace un mes para festejar a la ciudad. Cuidaron todo tipo de detalle en el vestuario y recibieron asesoramiento en maquillaje y peinado de la Academia de Belleza María Auxiliadora, cuya institución participó con 70 estudiantes para el retoque, previo al desfile.

Con estas actividades culturales, los niños y jóvenes rindieron homenaje a Cuenca demostrando sus habilidades artísticas.