Estudiantes de instituciones fiscales del país estudiarán francés

El Ministerio de Educación (MinEduc) implementará un proyecto piloto para la enseñanza del francés en tres colegios del país.

Con el propósito de fortalecer los lazos de cooperación educativa, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, y el embajador de Francia, François Gauthier, firmaron este martes 19 de julio, en la ciudad de Quito, una carta de intención, con el fin de implementar un proyecto piloto para la enseñanza del idioma francés, dentro de la malla curricular del Bachillerato General Unificado (BGU), en tres colegios del país: Manuela Cañizares (Quito), Aguirre Abad (Guayaquil) y Pío Jaramillo Alvarado (Loja).

Para ello, Marlène Dodin, directora pedagógica de la Alianza Francesa, realizó la entrega oficial del Currículo de Francés, que servirá para que los profesores diseñen las clases impartidas a los estudiantes de 1.° a 3.° curso del BGU, y de esta manera puedan alcanzar competencias comunicativas.

“El proceso de enseñanza y aprendizaje de lenguas extranjeras contribuirá a la formación educativa desde una perspectiva global que favorezca el desarrollo de su personalidad, la integración social y las posibilidades de acceso a datos de interés”, afirmó Dodin.

El embajador Gauthier también destacó la importancia de esta cooperación lingüística entre Francia y Ecuador, por la ventaja que tienen los estudiantes de acceder al mundo laboral internacional. “El francés es la quinta lengua más practicada, la segunda más aprendida del mundo, también es considerada como la tercera lengua de negocios en el mundo”, sostuvo Gauthier.

Además, agradeció el apoyo de la Alianza Francesa, quien contribuyó con la formación y nivelación lingüística de los docentes escogidos para enseñar en los tres colegios del país.

Por su parte, el ministro Espinosa destacó la importancia de esta cooperación mutua de los dos gobiernos, “pues igualar oportunidades permite igualar expectativas, es decir, alcanzar los niveles de éxito propuestos, mediante un acceso y oportunidad en la educación”.

Espinosa recalcó no solo la importancia de aprender una lengua extranjera para comunicarnos mejor, estrechar lazos, o establecer relaciones comerciales, sino que “se asume patrones de pensamiento, es decir, se logra percibir la forma de pensar del otro y esto genera empatía, sincronía y posibilidades de un trabajo conjunto”, afirmó Espinosa.

Con el fin de ampliar el proyecto piloto, para que más docentes puedan capacitarse para la enseñanza del francés y más estudiantes se beneficien de este idioma, el ministro de Educación, en común acuerdo con el embajador Gauthier, fijaron el desafío de implementar este proyecto para que se sustente a largo plazo en otros colegios fiscales.

Esta carta no solo es una oportunidad para potenciar las habilidades del estudiante al aprender un idioma nuevo, también significa un refuerzo para fortalecer sus destrezas en su formación académica y laboral.

Visita nuestra galería de imágenes en Flickr, clic aquí