Educa presentó el Cómic de Lula como una herramienta en contra del acoso escolar

El viceministro de Educación, Freddy Peñafiel, participó este sábado 21 de noviembre del pre estreno del Cómic de Lula, que se llevó a cabo en el cine Ocho y Medio, en Quito. Este programa tiene como objetivo frenar el acoso escolar y fomentar entre los estudiantes  una convivencia respetuosa.

La protagonista de este cómic es Lula una niña quien usando el poder de la imaginación y tomando como referencia los cómics que su papá le envía desde el extranjero lucha para que paren los abusos de un grupo de niños contra otros.

A partir del lunes 23 de noviembre, los niños podrán acompañar a Lula y sus amigos: la súper constructora y Kinti, el súper colibrí, para luchar en contra de la discriminación y el abuso en la escuela y en el barrio.

En el pre estreno, el viceministro explicó que el problema del bullyng es serio y que se da tanto dentro como fuera de las instituciones educativas “es importante que la sociedad mire y escuche el problema. El bullyng solo se puede vencer cuando perdemos el miedo a hablar, por eso es importante Lula, porque crea a nuestros propios héroes desde lo ecuatoriano basándose desde los problemas que tenemos en  nuestra sociedad”.

Además el viceministro resaltó “que la escuela debe ser el lugar más seguro, el lugar donde todos podamos hablar de lo que sentimos y estar seguros”, indicó.

También participó la gerente del Proyecto Educa, Mónica Maruri, quién mencionó que esta iniciativa de EDUCA tie​ne como propósito establecer  una herramienta dentro de la sociedad para la lucha contra el acoso escolar. Resaltó que este trabajo se lo realizó con el cineasta Pablo Arturo Suárez de la productora Mácula Films.

En el evento intervino Grant Leaity, representante de UNICEF en Ecuador, quien agradeció al Ministerio de Educación por incluirlos en este proyecto y destacó que esta herramienta será clave para prevenir la violencia entre niños, niñas y adolescentes.

Al finalizar su intervención el representante de UNICEF  dio un mensaje para todas las familias, profesores y estudiantes, “el primer paso para prevenir la violencia en las escuelas empieza por reconocer que los golpes, los insultos, burlas o amenazas no deben ser justificados ni normalizados. Está en nuestras manos construir entornos seguros para que los niños tengan su espacio de aprendizaje”.