COMUNICADO OFICIAL

Sin_foto124

Desde el 23 de enero del 2014, el abogado Jaime Nebot viene realizando declaraciones públicas indicando que ha solicitado al Ministerio de Educación la lista de bachilleres para una supuesta entrega de tabletas electrónicas.

Luego, el 04 de febrero, el abogado Nebot ha afirmado en varios medios de comunicación que “ha mandado cartas a los directores de los establecimientos” para solicitar la lista de los mejores estudiantes de 1.°, 2.° y 3.° de Bachillerato para que sean beneficiarios del programa “Jóvenes emprendedores”. Además, el 05 de febrero, en una entrevista concedida a Radio Morena, ha sostenido que “el Ministerio [de Educación] niega la información”.

 Al respecto aclaramos que:

  1. No existe ninguna solicitud ingresada en el Ministerio de Educación por lo que las expresiones del abogado Jaime Nebot carecen de total fundamento, son absolutamente falsas. Afirmar que se han enviado cartas a los directores de los establecimientos solicitando el listado de los mejores estudiantes es herir gravemente la verdad, ya que tales documentos no han llegado a ninguna de las instancias del Ministerio de Educación por lo que en ningún momento estamos negando la información a ninguna entidad.
  2. Por otro lado, parece que el abogado Nebot desconoce que el año lectivo termina en la primera semana del mes de marzo por lo que si hubiera ingresado la solicitud, solo habría podido ser atendida de manera posterior a esa fecha, es decir, una vez que se haya producido el grado de los estudiantes de tercero de bachillerato y estos se hayan convertido en bachilleres.
  3. Las herramientas tecnológicas solo pueden ser usadas apropiadamente con fines educativos cuando tienen contenido apropiado, es decir, más importante que el hardware es el software y la información a la que se tendrá acceso; por lo que proponemos al abogado Nebot nuestra asesoría y ponemos a disposición la capacidad logística del Ministerio de Educación para hacer la distribución de las tabletas electrónicas garantizando que sean usadas apropiadamente y no como simples juguetes electrónicos que no siempre contribuyen a la adecuada formación.

Es importante que la ciudadanía esté atenta para que la Educación no sea usada con fines electorales.