Augusto Espinosa dio a conocer acciones que se desarrollan en el MinEduc

El Ministro de Educación Augusto Espinosa dio a conocer a la comunidad educativa y ciudadanía en general las acciones en las que se encuentra trabajando actualmente esta cartera de Estado y los retos que asumirá en sus nuevas funciones.

Espinosa destacó los tres ejes prioritarios que marcan su gestión como nueva autoridad educativa nacional: 1) continuidad con el proceso de desconcentración de los servicios del ministerio, 2) ampliar la cobertura mediante el reordenamiento de la oferta educativa, y 3) calidad del servicio. “No se debe solo garantizar el derecho a la educación, sino proporcionar una educación de calidad con docentes bien preparados” señaló.

El ministro Espinosa manifestó que asume el ministerio con mucha ilusión y vocación de servicio, “no es posible la revolución ciudadana sin la consolidación de la revolución educativa”. Se desea convertir a la educación pública en un referente para la educación privada”, enfatizó.

Además dijo que se está recuperando la rectoría del Estado sobre el servicio educativo, para ofrecer un servicio más eficiente y eficaz en territorio, y así eliminar las barreras de acceso a la educación y para que los docentes, padres de familia y la comunidad puedan realizar sus trámites de una manera más ágil.

De igual forma, indicó que se está interviniendo la infraestructura educativa y se están construyendo Colegios Réplica y Unidades Educativas del Milenio (UEM) para ampliar la cobertura del sistema educativo público y ofrecer a los estudiantes una educación con tecnología de punta, con calidad y calidez. Para que esto se cristalice se capacitará a los docentes por medio del Sistema Integral de Desarrollo Profesional para Educadores (SíProfre), “Con profesores capacitados la educación llegará a ser de excelencia”.

Espinosa señaló que con la creación de la Universidad Nacional de Educación (UNAE), se pretende crear una red de formación de calidad para los docentes.

También dio a conocer sobre el proceso de jubilaciones de los docentes y personal administrativo del sistema educativo ecuatoriano, el que presenta un incremento económico considerable. “En el pasado los docentes se jubilaban con USD 750 en el 2005, a un rango entre USD 12 000 a 24 000 en el 2008, en la actualidad el incentivo económico alcanza un máximo de aproximadamente 40 000, su entrega ha sido permanente desde el 2007”, indicó.

Finalmente, el ministro Espinosa reforzó el compromiso que la cartera de Estado mantiene con los ecuatorianos para garantizar una educación pública que mejore su calidad de vida y promueva un aprendizaje de calidad que genere y alimente sueños.