21 instituciones educativas inician la estrategia “Misión Educación, Cero Drogas”

Con el objetivo de erradicar el consumo de drogas y potenciar la corresponsabilidad familiar en el proceso preventivo en los establecimientos educativos, el Ministerio de Educación arrancó con la socialización de la estrategia “Misión Educación Cero Drogas”, que se desarrollará mediante el involucramiento de todos los actores de la comunidad educativa.

La socialización inició con la participación de autoridades, docentes y profesionales de los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE) de 21 instituciones educativas de Quito, y se extenderá al resto de ciudades del país donde se articularán acciones que permitan la erradicación del consumo de drogas en el sistema educativo.

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, indicó que el microtráfico y la distribución de droga en los exteriores de varios establecimientos educativos  continúa siendo una amenaza,  aún cuando los índices de consumo de drogas en los planteles en el Ecuador son menores en comparación con los de varios países de la región latinoamericana.

“No se debe individualizar los esfuerzos por erradicar el consumo de droga. Tiene que ser un  esfuerzo interinstitucional”, indicó Espinosa, quien opinó además que las autoridades de los planteles, docentes, profesionales  de los DECE  y los padres de familia deben asumir el compromiso conjunto.

“Se deberá trabajar con énfasis en valores como la responsabilidad… y la honestidad. Por lo tanto, es importante el rol de los padres de familia y el de las autoridades para que las instituciones educativas sean espacios positivos para los estudiantes”, expresó el secretario de Estado.

Pablo Ormaza, director nacional para la Democracia y el Buen Vivir del MinEduc, explicó las fases de la estrategia. La primera fase será de sensibilización a los padres de familia y a los estudiantes sobre la problemática sociocultural del consumo de drogas, recalcando la corresponsabilidad que tienen estos actores en el proceso preventivo.

En la segunda fase se organizarán brigadas de prevención, mismas que estarán integradas por madres, padres de familia y/o representantes legales. Ormaza indicó que el fortalecimiento de la cultura preventiva es la base de la construcción de la estrategia. “Las 21 instituciones educativas presentes serán el referente a nivel nacional para la implementación de esta campaña. Los objetivos serán enfocados a fortalecer el rol de la familia en el proceso educativo”.

La tercera fase consiste en poner en marcha las brigadas de prevención en cada institución educativa, mismas que recibirán capacitaciones por parte de la Policía Nacional y la Secretaría Técnica de Drogas para fortalecer sus conocimientos sobre prevención.

Gracias al programa “Misión Educación, Cero Drogas”, el Ministerio de Educación busca fortalecer la corresponsabilidad de la comunidad educativa para erradicar el consumo de droga en las instituciones educativas.

Visita nuestra galería de imágenes en Flickr, clic aquí