Ministra de Educación recorrió institución que retomó clases semipresenciales

Quito, 07 de junio de 2021

El uso de mascarilla y el distanciamiento social, fue la tónica de este retorno a clases paulatino, voluntario y semipresencial en el Colegio Fiscal Eduardo Salazar Gómez, ubicado en el extremo nororiental de la ciudad Quito.

Este establecimiento forma parte de las 1.301 instituciones educativas que tienen su Plan Institucional de Continuidad Educativa-PICE aprobado, la ministra de Educación, María Brown Pérez, recorrió sus instalaciones con la finalidad de verificar las medidas de bioseguridad y dar la bienvenida a los estudiantes.

Durante su recorrido la Ministra expuso lo importante de volver a las clases semipresenciales, “queridos estudiantes, ayudemos a revisar que se estén cumpliendo las medidas, cuidémonos entre nosotros, también en nuestras casas y a nuestras familias”.

“Queremos agradecerles por confiar en este Plan, que bueno que puedan estar aquí, gracias por poner en práctica lo que han estado aprendiendo estos meses desde sus casas” resaltó Brown Pérez.

Bayron Bohórquez inspector General del Colegio Fiscal Eduardo Salazar Gómez, manifestó que es importante el retorno progresivo y semipresencial de los estudiantes, ya que es necesario el refuerzo de sus conocimientos, además agradeció a sus compañeros por todo el trabajo realizado durante la emergencia sanitaria, “esta pandemia nos ha demostrado que el docente está comprometido con su trabajo, nunca se detuvo la educación, nos capacitamos y mejoramos nuestros conocimientos con el propósito de desarrollar nuevos mecanismo de enseñanza”.

Adela Morales, estudiante de 2.° de Bachillerato, demostró su alegría al ver compañeros después de un año y medio de continuar sus estudios desde casa, “es importante volver a clases, siento mucha emoción de ver a mis compañeros, deseo aprender más de forma presencial”.

El Ministerio de Educación recuerda a la comunidad educativa lo siguientes aspectos sobre este retorno:

  • Será progresivo y voluntario.
  • Ningún establecimiento podrá obligar a la presencialidad como única alternativa de estudios.
  • No es obligatorio el uso de uniformes.
  • Los establecimientos no podrán pedir a la adquisición de textos escolares o materiales didácticos.
  • Los padres de familia tendrán la alternativa de decidir si sus hijos retornan de manera presencial o continúan desde casa.

Retorno progresivo a clases - UE Eduardo Salazar Gómez