Lanzamiento del Diccionario Oficial de Lengua de señas ecuatoriana

Diccionariosenas_151012

El Auditorio Franklin Ramírez Pazmiño, del Ministerio de Educación, fue el escenario escogido para el lanzamiento del Diccionario Oficial de Lengua de señas ecuatoriana,  que se realizó este  lunes 15 de octubre. El evento contó con la presencia de varias autoridades, entre ellas el vicepresidente de la República, Lenin Moreno; el viceministro de Educación, Pablo Cevallos; el embajador de los Estados Unidos, Adam Nanm, y el presidente de la Federación Nacional de Personas Sordas del Ecuador (FENASEC), Gabriel Román.

Este diccionario busca que las personas con discapacidad auditiva puedan comunicarse con facilidad; además intenta romper las barreras de comunicación entre personas sordas y oyentes.

“La comunicación es fundamental para la construcción de comunidades y también para el desarrollo del ser humano. Por eso, la comunidad de personas sordas del Ecuador ha buscado un espacio en la sociedad para visibilizarse y demostrar que sus miembros son ciudadanos productivos, responsables y sobre todo, con las mismas capacidades y competencias que los demás”, manifestó el viceministro Pablo Cevallos.

El proyecto contó con una inversión de 370 000 dólares, aproximadamente. Los diccionarios serán distribuidos de forma gratuita, tanto la versión impresa, como la digital. “Al momento se han impreso 1 500 juegos (cada juego contempla 2 tomos) que serán entregados, en una primera fase, solamente a autoridades y entidades de gobierno; en una segunda fase se pondrá al alcance de la comunidad en general”, informó el vicepresidente, Lenin Moreno.

Al finalizar su discurso, Moreno manifestó que se ha llegado a un acuerdo con al Ministerio de Relaciones Laborales para que los servidores públicos que atienden directamente a los usuarios aprendan la lengua de señas ecuatoriana, ya que debemos trabajar dentro de una sociedad inclusiva. “Que importa la sordera del oído cuando la mente oye. La verdadera sordera, la incurable sordera es la de la mente, así como la única discapacidad que existe no es la auditiva, no es la visual, no es la intelectual, no es la física, la única discapacidad real y miserable es la discapacidad del espíritu. No existe un mundo diverso, existen únicamente capacidades diferentes… Invito a enriquecer sus vidas y sus mentes, a conocer el bello mundo de los ojos que oyen y las manos que hablan”, dijo.

Dentro de poco se firmará un convenio de cooperación interinstitucional entre la Federación Nacional de Personas Sordas del Ecuador (FENASEC) y el Ministerio de Educación.