“Honestidad Criolla”, la Educación que soñamos

Ambato, 20 de noviembre del 2020

Mediante evento transmitido por Facebook live, más de 6500 personas asistieron al  conversatorio estudiantil “Honestidad Criolla”. El evento se desarrolló el miércoles 18 de noviembre, en el cual, estudiantes de diferentes Unidades Educativas de la zona 3, debatieron y reflexionaron sobre la honestidad y su importancia en el marco del desarrollo de niñas, niños y adolescentes, a través de la implementación de una metodología participativa virtual.

Es muy importante poder mantener este tipo de diálogos. “Atributos personales, la decencia de cada uno de ustedes, ser justos y honrados en todos los aspectos de su quehacer cotidiano” expresó en su bienvenida al evento, Leonardo Mosquera, Coordinador Zonal.

Tamara Vallejo, explica que la viveza criolla es una actitud contraria a los principios éticos. “Cuando la aplicamos, no existe respeto hacia nosotros, no escatimamos los medios a utilizar, las consecuencias ni los perjuicios a los demás”.

La viveza criolla, es un comportamiento social que se debe empezar a erradicar con la formación y toma de conciencia de los ciudadanos. Para hacerle frente a la corrupción se requiere la participación activa de todos los miembros de una sociedad, no dejar solos a los gobernantes porque es común que las personas se quejen y reclamen sus derechos a éstos sin exigirse nada a sí mismos. “Debemos tomarnos muy en serio este tema desde el seno familiar inculcando valores y difundiendo la honestidad y responsabilidad”, manifestó Emily Oleas.

María Elena Cumali, Directora Técnica Zonal de la Educación Especializada e Inclusiva Zona 3, mencionó que es importante hablar de corrupción, de anti valores que denigran al hombre como tal, y que la lucha contra la corrupción debe iniciarse, sin dar tregua para lograr un mundo nuevo, próspero y equitativo. “Jóvenes es hora de tomar decisiones y extirpar este cáncer que tanto daño nos hace, en vuestras manos está el paso para llegar a una verdadera democracia.”

Al finalizar, los estudiantes debatieron sus experiencias y criterios en torno al tema, llegando al compromiso de erradicar esta práctica común en varios aspectos cotidianos de sus vidas.

Para el Ministerio de Educación, es una obligación el poder brindar estos espacios en los cuales actores de de la comunidad educativa pueden desarrollar sus principios de valores y erradicar prácticas negativas de sus vidas, siempre enmarcados en el proceso del desarrollo de una mejor sociedad.