Evaluaciones para Recategorización inmunes a la fraudulenta venta de “pruebas”

Sin_foto124

Detenidas varias personas que vendían supuestas “pruebas de Ineval” para el proceso de Recategorización de los maestros. Los involucrados quedarán descalificados

La Policía Nacional detuvo a varias personas en Guayaquil cuando vendían partes de  las pruebas diseñadas por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval) para los concursos de acceso al magisterio nacional, conocidos como “Quiero Ser Maestro”, como supuestas “pruebas para el proceso de Recategorización”.

Los individuos fueron sorprendidos este sábado 09 de noviembre por funcionarios de Ineval alrededor de las 15.00 horas en las instalaciones de la Asociación de Profesores de Educación Primaria (APEP), ubicado en Boyacá y 9 de octubre y en la antigua sede de la Izquierda Democrática ubicada en las calles Primero de Mayo y Los Ríos, cuando trataban de engañar a maestros para venderles, por un monto desde 10 y hasta 25 dólares, preguntas que supuestamente forman parte de la evaluación para la recategorización. El hecho fue comunicado a la policía, que procedió a la inmediata detención de los sospechosos a través de dos operativos en los cuales se encontraban decenas de personas, muchos de ellos docentes activos en el magisterio nacional.

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa ha interpuesto las oportunas denuncias por posible sustracción de pruebas y comercialización de productos robados. Del mismo modo, los maestros que hayan participado quedarán descalificados del proceso de Recategorización en caso de que hayan rendido las pruebas o estén inscritos para realizarlas en los próximos días. Ineval ha solicitado además a la Policía Nacional que profundice las investigaciones para esclarecer los hechos e identificar a cualquier persona implicada en los mismos.

Especialistas de Ineval han revisado los materiales incautados a partir de lo cual se confirma que las fotografías son parte de las pruebas utilizadas en los procesos pasados de ingreso al magisterio y que no forman parte de las pruebas empleadas en el proceso de recategorización, por lo que este es un fraude de bajo impacto técnico ya que para llevar a cabo sus evaluaciones Ineval dispone de un banco amplio de preguntas y mecanismos de seguridad que, mediante complejos sistemas informáticos y algoritmos, garantizan que los grupos de preguntas de las pruebas sean diferentes para cada maestro. Del mismo modo, para impedir cualquier tipo de riesgo y asegurar procesos transparentes, objetivos y confiables, los exámenes relacionados con los perfiles incautados serán renovados en su totalidad.

Desde esta semana, el Ineval aplica, simultáneamente en las 24 provincias del país, las pruebas de conocimientos específicos a más de 60.000 maestros que aspiran a tener una mayor categoría y remuneración con base en sus méritos. Ineval condena este tipo de deshonestas y vergonzosas acciones que no otorgan ninguna ventaja a los compradores pero si atentan contra la credibilidad de los docentes y cuestiona su capacidad para alcanzar una mejor categoría salarial por sus propios méritos de manera justa y transparente.