Ecuador fue anfitrión del Segundo Encuentro de Ministros de Educación de Latinoamérica

Quito, 30 de junio de 2020

El presidente de la República del Ecuador, Lenín Moreno,  este martes 30 de junio de 2020, dio las palabras de bienvenida  durante el Segundo Encuentro de Ministros de Educación de Latinoamérica, el cual se desarrolló de manera virtual y fue organizado por el Ministerio de Educación del Ecuador, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Red Latinoamericana por la Educación (Reduca),  el cual tuvo como propósito dialogar sobre las mejores prácticas y experiencias educativas frente a la emergencia sanitaria.

El Primer Mandatario en su intervención mencionó que el mundo atraviesa momentos de alta complejidad provocada por la pandemia, y uno de los sectores más afectados ha sido la educación, “felicito esta iniciativa que busca defender el derecho de nuestros niños y jóvenes a estudiar, con igualdad de oportunidades y en las mejores condiciones”.

“Autoridades, maestros y los propios alumnos tenemos la obligación de trabajar juntos con ese propósito. La educación de la niñez y juventud nos mantiene firmes con la esperanza certera de que vamos a tener un futuro mejor”, indicó el Presidente Moreno.

Monserrat Creamer, ministra de Educación del Ecuador explicó que es un honor ser el país anfitrión y agradeció a Reduca y al BID por el apoyo en la organización de este encuentro, en donde participaron 18 países representantes de la región. “Esperamos en esta reunión llegar a acuerdos y compromisos para sembrar hoy una educación más equitativa e inclusiva, que nos permita cerrar brechas”, indicó.

Además, Creamer explicó que en estos momentos existen muchas diferencias en la sociedad que obligan a buscar estrategias para mejorar esta sitiuación, “queremos que las familias sigan vinculadas al ámbito escolar, tenemos estrategias permanentes, la educación en casa tendrá un modelo flexible”.

El representante de Reduca, Manuel Álvarez, agradeció a la cartera de Educación del Ecuador por la organización de este encuentro, “debemos entender que la situación que nos tocó vivir hoy es difícil, la educación latinoamericana vive los mayores desafíos ante el COVID-19, lo que nos convoca a la transformación comprometida en un pacto social educativo, tenemos problemas de calidad de aprendizaje dificultades de comprensión lectura, inconvenientes de igualdad, la verdad nos tiene que llevar al cambio”, recalcó. 

Este espacio de diálogo permitió escuchar las inquietudes, obstáculos y aciertos que enfrenta el sistema educativo en la región y, fundamentalmente, reflexionar sobre las complejidades actuales para garantizar que todos los niños, niñas y jóvenes de la región accedan a una educación pública inclusiva, equitativa y de calidad.

De acuerdo con los datos presentados por el Banco Interamericano de Desarrollo, el 51% de adolescentes latinoamericanos presentan dificultades para leer y no pueden identificar la idea principal de un texto (CIMA/ BID – PISA 2018). A este indicador, se agrega que, en Latinoamérica, 70% de los niños de los niveles socioeconómicos más bajos abandona sus estudios (REDUCA – SURA 2019).

Por lo tanto, la relación entre acceso a educación y reducción a la pobreza es sumamente relevante. De acuerdo con la Unesco (2017), se estima que la tasa de pobreza mundial podría reducirse a la mitad, si la población en riesgos de pobreza terminaría los estudios secundarios.

Por este motivo resulta de especial interés la promoción de iniciativas conjuntas que garanticen el acceso a la educación de calidad, tomando en consideración las desigualdades socioeconómicas de la región y los desafíos que estos conllevan en la formulación de políticas de educación post COVID-19.

DC.