5 planteles educativos públicos retornan progresivamente a clases 

Quito, 13 de octubre de 2020

En dos zonas del país inició el Plan Piloto de Continuidad Educativa Juntos Aprendemos y nos Cuidamos, permanencia escolar y uso progresivo de instalaciones educativas, cuyo objetivo es garantizar, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19, la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo, aplicando estrategias y herramientas que permitan el derecho a la educación de las personas que conforman la comunidad educativa.

Entre las zonas que ya están implementando el plan piloto están: Zona 1 los establecimientos educativos, CECIB Gonzalo Pizarro, regresan progresivamente 46 estudiantes y 2 docentes, en Escuela Juan de Dios Navas retornan 84 alumnos y 4 maestros, en la Unidad Educativa Zuleta 178 escolares y 15 educadores y por último el CECIB Tarquino Idrobo, 11 estudiantes y 1 profesor, estas instituciones ya recibieron la validación del COE Cantonal, iniciaron el retorno el 12 de octubre de 2020.

En la Zona 7, la Escuela de Educación Básica José María Jaramillo Suárez, también recibió la aprobación del COE Cantonal, asistirán 20 alumnos los lunes, miércoles y viernes en dos grupos: de 1.° a 3.° de EGB de 07h00 a 10h00; y de 4.° a 7.° de EGB de 10h15 a 13h00, empezó el retorno el 5 de octubre de 2020.

Es importante recordar que el Ministerio de Educación mediante Acuerdo Ministerial 2020-0044-A, expidió los lineamientos para la aplicación del Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), estos establecen enfoques, definiciones, fases, prioridades, roles de los actores y condiciones mínimas para su efectiva aplicación en las instituciones educativas de todos los sostenimientos y en todas sus modalidades y abarca también a todos los actores del Sistema Nacional de Educación, incluido el de Educación Intercultural Bilingüe, el Bachillerato Técnico y Técnico Productivo.

Estos lineamientos estarán vigentes hasta que las autoridades competentes declaren superada la emergencia sanitaria producida por la pandemia del Covid-19 en el territorio ecuatoriano.

Cabe señalar que las instituciones educativas que han sido consideradas para este pilotaje han realizado un proceso participativo que consideró a padres, madres de familia, estudiantes, miembros de la comunidad, aliados estratégicos como GADs Parroquiales, líderes comunitarios, cabildos, entre otros.