II CONCURSO DE BUENAS PRÁCTICAS INCLUSIVAS

 

Banner-Concurso-buenas-prácticas-650x250

El Ministerio de Educación, conjuntamente con la Secretaría Nacional de Educación Superior (SENESCYT) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), han organizado el segundo concurso sobre “Buenas Prácticas en Educación Inclusiva” para promover y difundir experiencias educativas innovadoras a fin de mejorar la calidad de la enseñanza en las instituciones educativas del país; además de incentivar el esfuerzo de los docentes al desarrollar las mejores prácticas educativas inclusivas que incidan en el acceso, permanencia y egreso efectivo de los estudiantes, de forma equitativa, incluyente, mediante la atención efectiva a la diversidad educativa.

Al concurso podrán inscribirse instituciones educativas de todo el estado ecuatoriano que desarrollan prácticas inclusivas en los niveles Inicial, General Básica, Bachillerato y Superior, sean de sostenimiento fiscal, fiscomisional, particular y municipal, que desarrollan un sistema operativo innovador en el proceso de inclusión educativa.

El proceso de inscripción al concurso es de forma virtual, ingresando a la página web de los organizadores: www.senescyt.gob.ecwww.educacion.gob.ec, o www.oeiecuador.org.

El instrumento para validar la inscripción al concurso es presentar un documento técnico de forma digital en base a la matriz adjunta (previa solicitud de inscripción) en la página web de uno de los organizadores del concurso. En este documento se expondrá una experiencia educativa innovadora de inclusión que responsa al contexto socioeducativo y/o familiar y se deben incluir las evidencias que lo avalen.

El presente concurso inició a partir del lanzamiento oficial que se realizó el 30 de agosto de 2013 en el Colegio Liceo Cristiano de la Ciudad de Guayaquil y el cierre será el próximo 29 de noviembre, a las 24h00. La deliberación del jurado está programada del 25 al 29 de noviembre y la premiación en enero de 2014.

Los mejores trabajos técnicos-pedagógicos recibirán premios como: viajes, becas universitarias, ayudas técnicas, tecnológicas, entre otras, que mejoren las prácticas inclusivas en las instituciones educativas ganadoras.