Ciencias Sociales

E2

Estimadas y estimados docentes, durante los meses de julio, agosto, septiembre y noviembre del 2015 el Área de Ciencias Sociales, con sus Técnicos de la Dirección Nacional de Currículo y la Dirección Nacional de Estándares, realizó un proceso de socialización y validación de la propuesta curricular del área de Ciencias Sociales, con docentes de instituciones educativas de la Zona 1: Esmeraldas, Carchi, Imbabura, Sucumbíos; Zona 2: Napo, Orellana y Pichincha; Zona 3: Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua, Pastaza; Zona 4: Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas; Zona 5: Los Rios; Zona 6: Azuay, Cañar, Morona Santiago; Zona 7: El Oro, Loja, Zamora Chinchipe; Zona 8: Guayaquil; y Zona 9: Distrito Metropolitano de Quito.

El propósito fundamental de este proceso fue realizar un ejercicio de retroalimentación y legitimación democrática y técnica del producto en construcción en el territorio mismo, con el fin de que contara con el aval real y participativo de los docentes del país, a partir de sus condiciones y necesidades auténticas, a los que la propuesta curricular buscaba precisamente dar respuesta.

El proceso de socialización y validación de la propuesta se llevó a cabo a través de una presentación general del currículo y una presentación específica del área de Ciencias Sociales que incluyó un taller práctico de transposición didáctica del nivel macro-curricular a sus niveles meso (estructuración del plan curricular por años) y micro (elaboración de unidades didácticas), luego del cual se realizó una plenaria en la que se recogieron observaciones, sugerencias y comentarios de los docentes y otras autoridades participantes.

Posteriormente, en un taller de trabajo interno con los técnicos de cada una de las áreas, se analizaron y consideraron todas las observaciones y propuestas de los docentes para ajustar y reestructurar la propuesta.

Durante el proceso de diálogo, surgieron y se expusieron, como era deseable, diversas inquietudes como, por ejemplo, la estructura del currículo y la posibilidad que brinda a los docentes de volver a empoderarse de su trabajo; poder decidir la organización, priorización, agregación y desagregación de los aprendizajes de acuerdo a las necesidades de la realidad institucional y local de los estudiantes, también en relación con las de los niños, niñas y jóvenes con necesidades educativas especiales. También se valoró el hecho de que la nueva propuesta sólo puede implementarse a partir del trabajo colectivo, coordinado y solidario de los docentes tanto dentro del área respectiva, como de su subnivel educativo.

En cuanto a la separación de la asignatura de Entorno Natural y Social en el subnivel Elemental de la EGB, se concluyó que los fundamentos mismos de las Ciencias Naturales y Sociales requieren de un tratamiento independiente, autónomo, lo cual, no significa desligado ni excluyente, toda vez que la propuesta curricular apunta a la interdisciplinariedad.

Por otro lado, se abordó la posibilidad de reducir la cantidad de destrezas de Historia y poner mayor interés en geografía económica y política. En este sentido, quedó explícito que las dimensiones del currículo de Historia no se ajustan cuantitativamente, sino cualitativamente, es decir, realizando un tratamiento de las destrezas en diferentes grados de complejidad y profundidad, considerando las necesidades educativas de la institución y la localidad, como se plantea en el principio de flexibilidad de la propuesta curricular. Quedó claro, por tanto, que no se trata de enseñar muchas cosas a modo de informaciones o datos, enfocándose en los contenidos fácticos, sino de enseñar cosas significativas, debidamente contextualizadas, y, sobre todo, a pensar y a pensar históricamente.

En referencia a las destrezas con criterios de desempeño, es decir, los contenidos de aprendizaje propuestos, los docentes valoraron el hecho de que tiendan a niveles de profundidad y complejidad superior, que -así lo demandaron- van a requerir de todos nosotros mejores niveles de formación y estudio, así como de recursos materiales e intelectuales mucho más sofisticados y estimulantes, adecuados y pertinentes, acordes con las nuevas exigencias de la educación nacional y global.

Fueron particularmente importantes las observaciones sobre la pertinencia, complejidad y contextualización de algunas destrezas en determinados subniveles, lo cual posibilitó que se realizaran los ajustes y la reestructuración de la propuesta curricular de manera inmediata, generándose una atmósfera de complacencia y sana expectativa por la implementación de una propuesta que fue debatida y fundamentada en términos de franca apertura y transparencia.

Finalmente, se puso de relieve que este currículo prioriza el rol del docente como investigador y gestor académico, intelectual y cultural, lo que genera una necesidad de capacitación. En este sentido, se acordó desarrollar procesos de auto-capacitación, con los recursos y materiales físicos y digitales disponibles, y aprovechar las propuestas de capacitación promovidas por el Ministerio de Educación.

Sin duda, los aportes que recibimos durante el proceso de validación de la propuesta curricular contribuyeron a mejorarla significativamente, esperamos que cumpla con sus expectativas y con el objetivo de orientarle en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Recuerde que usted juega un rol muy importante para que este cambio se haga realidad.  ¡Muchos éxitos en su labor!

A continuación, les ofrecemos un vídeo en el que se describen las principales características de la propuesta curricular del área.

La Dirección Nacional de Currículo

 btn-curriculo