Ministerio de Educación fortalece Bachillerato Técnico mediante convenios

Este 19 de mayo el MinEduc realizó un conversatorio con medios, el cual contó con la participación del viceministro de Educación, Freddy Peñafiel, el embajador de la Asociación Flamenca de Cooperación al Desarrollo y Asistencia Técnica (VVOB), Herman Van Rompuy, y el embajador de Bélgica en Perú, Michel Dewez, quien expresó su apoyo al pueblo ecuatoriano por el terremoto ocurrido el 16 de abril.

Durante el conversatorio, se dio a conocer las líneas de acción del convenio tripartito entre el Ministerio de Educación, VVOB y Schneider Electric, las cuales se centran en el fortalecimiento de la formación técnica, inserción laboral y la vinculación con el sector productivo de los estudiantes de la Red de Colegios Técnicos Eléctricos en la Zona 4.

El objetivo de este convenio es el acompañamiento de la empresa privada a la formación especializada, la adquisición de infraestructura y la formación técnica a los docentes. El Bachillerato Técnico es una opción para estudiantes que desean incorporarse al mundo laboral y este adquiere relevancia debido a la estrategia de cambio de la matriz productiva, los sectores priorizados y las agendas zonales de desarrollo.

El viceministro de Educación, Freddy Peñafiel, indicó que las primeras provincias beneficiadas por este proyecto fueron Manabí y Sto. Domingo de los Tsáchilas, pero su cobertura se está ampliando a nivel nacional.

Por su parte, Herman Van Rompuy, embajador de VVOB, enfatizó que esta organización escogió como área de trabajo al Bachillerato Técnico, y que dentro de las características del programa se encuentra el que este se puede ajustar acorde a las necesidades de cada región y aporta a la matriz productiva del país.

Dentro del marco del conversatorio, el embajador de Bélgica en Perú, Michel Dewez, expresó su apoyo con el Ecuador y a las familias afectadas por el terremoto que sacudió el país el 16 de abril. Dewez mencionó que el gobierno de Bélgica, mediante la Cooperación Técnica Belga y el Gobierno Nacional, han logrado enviar reservorios de agua para los damnificados de las zonas afectadas.

En contexto:

Este convenio está cobijado bajo la política pública de proveer una completa cobertura de la oferta, el aporte que esta tiene en el ámbito de la productividad local, y busca incrementar la calidad de la oferta para mejorar los resultados de aprendizaje. Son 8 los colegios de Bachillerato Técnico, donde se benefician 307 estudiantes de los terceros años de Bachillerato, al igual que 25 docentes del área técnica.

Este es el segundo convenio que firma el MinEduc, cuyo propósito es fortalecer el Bachillerato Técnico en el país, dado que el primer convenio público-privado se celebró junto a FIDES. Los próximos convenios por firmarse y fortalecer este programa que reforzará la matriz productiva del país, serán junto a: Intcomex, OEI, Telefónica, Indura, Tecnimetro, Microsoft, Cooperativa Bella Rica (Minería), Parque Nacional Galápagos, Hillary Resort, Lácteos Rossi y Flopec. Así mismo, el viceministro Peñafiel resaltó que serán 25 aulas móviles, las cuales funcionara para modalidad de doble jornada para cubrir con la demanda educativa de las zonas afectadas, y que el último viernes de cada mes se llevarán a cabo simulacros en las UE en todo el país para estar listos en caso de emergencias.

La VVOB, siendo una asociación sin fines de lucro, trabaja enfocando sus resultados en el ámbito de la educación, y respetando el marco de las políticas públicas locales. Así mismo, facilita procesos participativos dirigidos al desarrollo y fortalecimiento de capacidades aportando recursos, servicios, trabajo en redes e intercambio de experiencias. Schneider Electric, por otro lado, es un especialista mundial en gestión de energía, realiza proyectos de responsabilidad social y tiene 200 delegados en todo el mundo. El aporte de VVOB y Schneider, se evidencia en la dotación de 30 kits con equipamiento eléctrico para realizar las prácticas, logística, instructores y plataforma virtual para la capacitación; y cursos de formación por parte de instructores brasileños para la formación de los docentes.

Transformar la educación, misión de todos.

Se suspenden las actividades escolares en las provincias de Manabí y Esmeraldas hasta el 23 de mayo

Debido a las réplicas de 6.8 grados en escala Richter, ocurridas a la madrugada y medio día de hoy, miércoles 18 de mayo, quedan suspendidas las actividades escolares en la jornada vespertina y nocturna de todas las instituciones educativas a nivel nacional, así lo informó el ministro de Educación, Augusto Espinosa, en su cuenta de Twitter. Mañana la asistencia a clases será normal a nivel nacional, excepto en las provincias de Esmeraldas y Manabí, cuyas actividades escolares se reanudarán el lunes 23 de mayo.

La suspensión de actividades escolares en estas provincias responde a la necesidad de precautelar la seguridad de la comunidad educativa y realizar una verificación en los establecimientos con el fin de conocer los posibles daños en la infraestructura educativa.

El titular de Educación indicó que en todas las instituciones educativas del país se deben mantener activados los planes de seguridad. Asimismo, señaló que los padres de familia o representantes legales pueden retirar a sus hijos de los establecimientos educativos, si así lo consideran.

Finalmente, la autoridad educativa resaltó la necesidad de mantener la tranquilidad y activar los planes de seguridad familiar.

Transformar la educación, misión de todos

Ministerio de Educación trabaja en plan de emergencia, reconstrucción y ordenamiento de la oferta educativa de las zonas afectadas

En el habitual conversatorio con medios, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, informó sobre las acciones realizadas en el ámbito educativo a partir del evento telúrico del 16 de abril.

Espinosa señaló que luego del evento telúrico, para restablecer el derecho a la educación, se están desarrollando tres etapas: de emergencia, de estabilización y de reconstrucción.

La etapa de emergencia comprendió la evaluación del grado de afectación de la infraestructura educativa y la implementación de actividades tanto de apoyo socioemocional como recreativas. En este contexto, durante las 24 horas posteriores al evento telúrico, se hizo una revisión rápida de la infraestructura en todo el país con el objetivo de determinar las zonas y los establecimientos educativos que requerirían una evaluación técnica más minuciosa. De esta forma, se decidió revisar la afectación de los 2.651 planteles ubicados en la provincia de Manabí y el cantón Muisne de Esmeraldas.

En una primera revisión se evaluó el 90% de las instituciones educativas fiscales y se proporcionó el primer informe de afectación. Luego de las réplicas de mayor intensidad producidas entre el miércoles 20 y jueves 21 de abril, se realizó una nueva verificación y se amplió la evaluación a otras instituciones fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares, con lo que se estableció que el 83% de las instituciones educativas no tuvo afectación o tuvo un nivel de afectación leve; mientras que el 17% restante tuvo afectación media o alta.

Además, como parte de las acciones de emergencia, se implementaron actividades de apoyo socioemocional, para lo cual se capacitaron a más de 11.400 docentes y a 438 profesionales de los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE). Tanto los docentes como los profesionales DECE han desarrollado actividades de contención emocional, de desarrollo de habilidades para la vida y actividades lúdicas para los estudiantes de las zonas afectadas. Adicionalmente, se establecieron 8 campamentos emergentes en donde la infraestructura educativa tuvo mayor afectación.

En cuanto a las acciones de estabilización, corresponden a la implementación de la educación formal en los distintos planteles educativos. Por garantizar la educación formal, los estudiantes matriculados en instituciones educativas sin ninguna afectación o afectación leve asisten a su propio establecimiento. En cambio, los estudiantes que estaban en instituciones con nivel de afectación dos o tres, en un principio, se trasladan a establecimientos que tuvieron afectación cero o uno, en jornadas vespertinas, o se ubican en infraestructura alternativa.

Durante esta semana, se está evaluando las instituciones educativas con afectación media para definir si, garantizando la seguridad de los estudiantes, se puede usar parcialmente la infraestructura sin afectación con el fin de que se incorporen a la educación formal.

Otra de las acciones de estabilización es la construcción de las 25 unidades educativas provisionales, 23 en Manabí y 2 en el cantón Muisne. De esta manera, en esta etapa, donde los estudiantes asumen la educación formal, se extiende como máximo al 4 de julio. Hasta el momento, el 75,5% de la población estudiantil ha podido incorporarse a la educación formal. Cada semana se informará sobre el porcentaje de la población que se incorporará a la educación formal, del 24,5% restante.

Finalmente, se realizarán las acciones de reconstrucción, las cuales serán presentadas a través del Comité de reconstrucción y reactivación productiva de las zonas afectadas, liderado por el vicepresidente de la República Jorge Glas.