Alfabetización

 

Según el último censo hecho en Ecuador (INEC-2010), había 676.945 personas mayores de quince años en condiciones de analfabetismo, es decir, el 6,80% de la población ecuatoriana.

A partir de estos datos estadísticos, el Gobierno Nacional declara a la alfabetización como tema prioritario en 2011. Entonces, implementa el proyecto emblemático de Educación Básica para Jóvenes y Adultos EBJA, a través del Ministerio de Educación,  con la finalidad de reducir la de tasa analfabetismo al 4% de manera progresiva hasta septiembre de 2013, promoviendo la participación de 278.742 personas.

Desde entonces, el proyecto EBJA contribuye al cumplimiento de las políticas establecidas en el Plan Nacional del Buen Vivir y en el Plan Decenal de Educación, con la provisión de servicios educativos de calidad para jóvenes y adultos, independientemente de sus orígenes étnicos y culturales. Cabe destacar que esta iniciativa, además de enseñar a leer y escribir, incluye  educación a la ciudadanía, salud y nutrición.

Al 2013, EBJA superó la meta planteada, llegó a más de 325.000 personas en condiciones de analfabetismo de todo el territorio nacional. Estos ciudadanos serán capaces de continuar sus estudios en las ofertas educativas para jóvenes y adultos que promueve el Ministerio de Educación.

Al mejorar  el nivel educativo de los participantes,  el proyecto contribuye a la disminución de las desigualdades sociales, étnicas y culturales. Por eso EBJA continúa ampliando su cobertura. En 2014, se ha propuesto atender a 100.000 personas más con necesidades educativas especiales.

Población objetivo

La población objetivo del proyecto son  personas mayores de 15 años que nunca han asistido a la escuela, o bien que asistieron a la escuela en algún momento y por desuso han olvidado sus conocimientos. El proyecto atiende también a personas con algún tipo de limitación visual, auditiva o motora.

Ofertas educativas

El Proyecto EBJA desarrolló una estrategia de implementación, plan de capacitación y asistencia técnica para la aplicación a través de 3 ofertas educativas: Yo sí Puedo, Manuela Sáenz y Dolores Cacuango; las cuales se ejecutaron a través de una etapa de arranque y 3 etapas de actividades en el aula, priorizando la atención en las zonas rurales urbano marginales y de alta dispersión a nivel nacional.

Metodología Yo sí Puedo (dirigido a población hispano-hablante)

  • Se aplicó en 13 provincias con mayor incidencia de analfabetismo.
  • Se utilizan vídeo clases en el aula durante un periodo de 6 meses con el soporte de un facilitador o docente.
  • La metodología estaba normada por el convenio firmado entre el Ministerio de Educación de Ecuador y el Ministerio de Educación de Cuba y contó con el asesoramiento de expertos cubanos.

Manuela Sáenz (dirigido a población hispano-hablante)

  • Se aplicó en 11 provincias de alta dispersión geográfica.
  • Atendió a personas con capacidades especiales, privadas de la libertad  y poblaciones  ubicadas  hasta 200 km. de la línea de frontera Colombia-Perú.
  • Desarrolló un módulo para el desarrollo de las habilidades y destrezas de lectura, escritura y cálculo, a través de una metodología reflexiva-crítica.
  • Los contenidos incluyen enfoque de derechos y cuidado del entorno de las comunidades y sus dinámicas sociales y culturales.

Dolores Cacuango (diseñado para alfabetizar a personas en las lenguas maternas de pueblos y nacionalidades indígenas)

  • Se aplicó en 19 provincias, cuya  población corresponde a  6 nacionalidades indígenas.
  • Utiliza el módulo Ñuka Yachana Kamu.
  • El contenido se orienta a fortalecer la identidad para la interculturalidad, a través de una metodología reflexivo-critica que recoge la experiencia y cosmovisión indígena. Se generan procesos de enseñanza-aprendizaje para jóvenes y adultos que contemplan el acercamiento lingüístico a la lengua hispana (dominio básico).

Perfil de salida del participante

Una vez terminado el proceso educativo en aula, al término del quinto mes, el participante estará en capacidad de leer y comprender textos simples, palabras, frases, oraciones y un párrafo de aproximadamente 50 palabras, con un vocabulario básico, coloquial acorde con su contexto y vivencias. Además, el o la participante estará en capacidad de comprender el concepto, reconocer la forma escrita, podrá escribir los números hasta 30 y resolverá operaciones básicas de matemáticas de hasta dos dígitos.

Cobertura del proyecto EBJA

El Proyecto de Educación Básica para Jóvenes y Adultos tiene cobertura a nivel nacional en 7 zonas, 24 provincias, 112 cantones y 341 parroquias, en poblaciones urbanas y rurales.

El proceso de intervención del Proyecto EBJA contempló tres etapas que se ejecutaron entre enero de 2012 y septiembre de 2013. En estas etapas se redujo el analfabetismo de manera progresiva a 1,8 puntos porcentuales hasta febrero de 2012 y 2,8 puntos porcentuales  hasta septiembre de 2013, a partir de una inversión de USD 68 684.257

Resultados del proyecto
Participantes promovidos por etapa

1

Participantes promovidos por oferta educativa

2

Participantes promovidos por género

3

Participantes promovidos por región

4

Participantes promovidos por zona

5.1

Cobertura 2014

El Proyecto EBJA plantea una estrategia conjunta con el INEC para validar los resultados administrativos obtenidos durante la intervención en el periodo 2011-2013, para lo cual proporcionará indicadores de analfabetismo a ser incluidos en los instrumentos aplicados a nivel nacional por el INEC.

En enero de 2014, el proyecto se planteó el objetivo de atender a 100.000 personas mayores de 15 años en condiciones de analfabetismo, en dos etapas. Durante la I etapa comprendida entre febrero y julio se alfabetizaron a 31.767 personas. En la II etapa, que se ejecutará de agosto a diciembre, se ha previsto la atención de 50.000 participantes a nivel nacional.

Los grupos de atención prioritaria son personas con necesidades educativas especiales, personas en conflicto con la Ley y aquellas que se encuentran en el cordón fronterizo, ya sean ecuatorianos o extranjeros. La iniciativa seguirá beneficiando a más participantes y se extenderá hasta el 2015.